Cómo te sientes al saber que estás esperando un bebé? ¿Cómo estás viviendo este cambio en tu día a día?

Hoy sabemos que el estado emocional de la unidad familiar y en especial el de la madre, influye en el desarrollo del bebé a lo largo de la gestación por ello la buena gestión de las emociones incumbe a todos. Al bebé porque se crea la base de su estabilidad emocional, al padre para que pueda adaptarse a las nuevas circunstancias y ser de gran apoyo a su pareja y a la madre sobre todo porque es la que vive los cambios hormonales y físicos además del gran sentido de responsabilidad en todo el proceso.

¿Cuál es nuestro objetivo? Que disfrutes del embarazo y para ello, como futura madre es el momento perfecto para tomar una mayor conciencia de tu salud emocional. Se trata de conocerte mejor por dentro para controlar mejor las emociones negativas y que no supongan un obstáculo, así que toma nota de los siguientes 8 pasos:

1 Toca mirar dentro, es decir pararnos unos minutos al día y explorar cómo estamos. Estas sencillas preguntas te ayudarán a conectarte contigo misma y con tu bebé.

  • ¿Qué emoción siento ahora?
  • ¿Cuál ha sido mi estado de ánimo más presente durante el día?
  • ¿Qué pensamientos me vienen cuando pienso en que estoy embarazada y voy a ser madre? Si todo va por buen camino, enhorabuena! Aún así podrás tener momentos más difíciles de gestionar y los siguientes puntos pueden servirte de gran utilidad. Y si sientes que podrías estar mejor, vamos a seguir explorando para ayudarte a cambiarlo y para que no persista en el tiempo.

2 Por lo general las emociones se generan a través de nuestros pensamientos, de manera que toca detectar antes los pensamientos negativos que provocan esa emoción. Los pensamientos son el significado y valor que le damos a lo que nos sucede y depende de nuestras creencias y miedos. Date cuenta que tus pensamientos son opiniones y que no son la realidad.

  • ¿Qué pensamiento me genera esta emoción negativa?
  • Escribe todos los pensamientos que detectes que no te aportan sino que te arrastran: “que tonta/ridícula soy” , “que fea estoy” , “no soy lo suficientemente…” , “no puedo….” , “es que ….y es que ….”(quejas y excusas), “tengo que hacer ….y no llego a todo…”
  • Analízalo. ¿Qué distorsión tiene? Estás generalizando, magnificando, siendo negativa…
  • Tú tienes el poder de cambiar tus emociones, cambiando tus pensamientos. ¿Por qué otro pensamiento más constructivo y positivo puedo cambiarlo?

3 Relativiza. Después de haberte analizado y a modo de refuerzo, lo siguiente que puedes hacer es relativizarlo.

  • Diferenciar cuando algo es verdaderamente importante y cuando no lo es, las hormonas nos pueden jugar malas pasadas, de modo que si no hay una razón aparente, no le des más vueltas.
  • Desdramatizar la situación. "No son las cosas las que nos afectan, sino el modo cómo nos las tomamos".

4 Escucha tu cuerpo para cuidarte. Las emociones también se generan de nuestro estado físico, de modo que tenlo en cuenta, te va a ir avisando de si necesita descansar más o al contrario, estar más activa, de si necesita vitaminas. Se trata de que te mimes para encontrarte lo mejor posible y gestionar así mejor los cambios emocionales.

5 ¡Ponte en acción! Al ponerte en movimiento descargas físicamente el malestar . Vete a dar un paseo, hacer un recado pendiente, respirar profundamente 5-10 veces, hacer ejercicio. Cambia de actividad, te libera de la ansiedad o de otras emociones.

6 Ataca el problema. Una vez ya has relativizado y quitado un poco de carga emocional, debes hacer frente a la situación. Si el problema es con otro, busca el momento adecuado, ten en cuenta la intención del otro no solo el impacto negativo, sé objetiva y remítete a la situación en concreto, no generalices.

7 Cuenta con todo el apoyo que necesites. Una buena gestión de emociones es contar con el respaldo de todos los que necesites, tu pareja, familia, otras embarazadas, amigos, médicos o terapeutas. Te ayudarán a resolver dudas, a desahogarte, aportarte diferentes puntos de vistas y experiencias.

8 Previene. Si reconoces que eres nerviosa o padeces estrés, recurre a los masajes, meditación, yoga, relajación para liberar tensiones emocionales y transmitir al bebé la menor ansiedad posible. Esperamos que te haya servido de gran utilidad y recuerda lo principal, toma primero conciencia de tus emociones y que tú tienes el gran poder de cambiarlas. Como dice Elsa Punset, “no es magia, es inteligencia emocional.”

Valorar: 
Average: 4.4 (61 votos)
Compartir:
  


Te puede interesar:

Comentarios

Solange
Imagen de Solange

Me encanto

Me parece un artículo muy interesante y construcctivo. En cierta forma se que todo lo que a mi me pase les afecta a mis bebes, pero que te lo digan es muchas veces es necesario . Muchas Gracias


Enviado el Vie, 04/04/2014 - 14:49

Dra. Francisca ...
Imagen de Dra. Francisca Molero

El embarazo es un buen

El embarazo es un buen momento para bajar un poco el ritmo y pensar un poco más en una misma y en el bebé, y es cierto que los pensamientos y emociones de la madre influyen en el bebé, pero cómo bien se explica en el artículo incumbe a todos, y en ocasiones las situaciones nos pueden sobrepasar, simplemente decir que tranquilas no le pasa nada al bebé por que en alguna ocasión estemos estresadas, tristes o enfadadas. Aunque eso sí es muy importante relativizar las cosas y disfrutar de los momentos día a día


Enviado el Sáb, 05/04/2014 - 14:05

cigron@t
Imagen de cigron@t

Muy util

La verdad es que es mu útil saberlo para poder evitarlo o poner remedio anticipadamente.


Enviado el Lun, 31/08/2015 - 12:00

dunina
Imagen de dunina

Motivacion...como??

El articulo esta muy bien, lo dificil es llevarlo a cabo cuando te has quedado embarazada por sorpresa y no en muy buen momento y para encima cuando tu quieres una cosa y resulta que es lo contrario...Como olvidar??Como pensar en otra cosa??porque por mucho que te digan, tu misma te sientes culpable y mal...


Enviado el Vie, 22/01/2016 - 15:09

Dra. Francisca ...
Imagen de Dra. Francisca Molero

Es cierto que un embarazo

Es cierto que un embarazo deseado, te hace muy feliz y un embarazo no deseado te hace sentir muy desgraciada, y muchas veces culpables, pero una vez has tomado la decisión de seguir, y sigues se ha de intentar disfrutar de los pequeños momentos, incluso de los minutos, del día a día. La culpa mantenida no sirve para avanzar


Enviado el Sáb, 23/01/2016 - 16:15

Bcn_putxet
Imagen de Bcn_putxet

Pensar en el bebe

Me parece muy util en mi caso soy ya nerviosa de por si y los nervios me vienen mas del estés del trabajo o las prisas del día a día. Tendré que mirar clases de yoga que me ayuden a gestionarlo mejor. Gracias por los consejos!


Enviado el Lun, 29/02/2016 - 12:27

Páginas

Enhorabuena,¡has subido de nivel!
Consulta los premios que puedes conseguir
CONTINUAR >
¡Enhorabuena has logrado una medalla y 500 puntos!
Ver medallas Continuar >