Más que una barrera estática, la piel es un órgano que nos permite interactuar de manera dinámica con el medio ambiente. Si bien es cierto que nos protege contra agentes infecciosos y agresiones ambientales, también es importante reconocer otras de sus funciones como son la regulación de la temperatura corporal, la percepción de sensaciones como son el dolor, picor, calor y frío. Igualmente nos protege de las radicaciones UV y además es capaz de regenerarse y repararse cada día.

Para que la piel pueda cumplir con sus funciones es necesario que se encuentre en perfecto estado y esto dependerá del cuidado que le demos. Repasemos los principales conceptos del cuidado de la piel de los niños:

Humectación
Para mantener la capa hidrolipídica será necesario aplicar cremas o emolientes cada día, de preferencia después del baño. Es importante que éstas estén diseñadas para la piel del niño, libres de perfumes, fragancias, y colorantes . Se recomiendan productos que contengan Dexpantenol, que aporta protección, suavidad y evita la deshidratación.

Hidratación
La hidratación se refiere a la cantidad adecuada de agua dentro de la piel. Para tener una piel hidratada se necesita una adecuada ingesta de agua en la dieta, utilizar emolientes que mantengan el agua dentro de la piel evitando su evaporación. También hay que evitar exposiciones prolongadas al sol que pueden ocasionar deshidratación de la piel y en casos más graves quemaduras con la pérdida de agua que conlleva (piel atópica).

Higiene
Es importante mantener la piel limpia, libre de microorganismos que se adhieren a la piel del niño durante el día, así como del propio sudor o saliva que por su composición, si no se remueven, puede irritar y macerar la piel. Se recomienda el uso de geles de baño sin perfumes, fragancias y colorantes, y con Dexpantenol, que aporta protección, suavidad y evita la deshidratación.

Tipo de ropa
En términos generales se recomienda llevar ropa cómoda no muy ajustada que permita el movimiento y la libre transpiración. Si el niño tiene algún problema de piel como en el caso de la piel atópica, habrá que tener especial cuidado en la composición de las fibras. Se recomiendan las que estén confeccionadas con fibras naturales y de éstas en primer lugar las de algodón.

Fotoprotección
En niños menores de 2 años no se recomienda la exposición directa ni prolongada al sol. Se aconseja el uso de ropa adecuada que proteja la piel, gorros y sombrillas. En mayores de 2 años podemos comenzar a utilizar protectores solares, idealmente los filtros físicos de origen mineral en textura fluida de fácil absorción.

Se desaconseja el uso de perfumes directamente sobre la piel del niño, así como el uso de suavizantes para la ropa, ya que al agregarse en los últimos ciclos de lavado y al estar acompañados de fragancia pueden quedar restos en la ropa que irriten la piel de los bebés o bien de los niños más sensibles.

Valorar: 
Average: 4.4 (46 votos)
Compartir:
  


Te puede interesar:

Comentarios

maycor77
Imagen de maycor77

¿Cómo cuidar la piel de los bebés y niños?

Gracias por el artículo. Es muy necesario.


Enviado el Jue, 26/11/2015 - 20:53

Enhorabuena,¡has subido de nivel!
Consulta los premios que puedes conseguir
CONTINUAR >
¡Enhorabuena has logrado una medalla y 500 puntos!
Ver medallas Continuar >