Entre un 10 y un 25% de las mujeres embarazadas pueden experimentar la depresión posparto. Aunque resulta difícil prever quien puede ser más propensa a sufrirla (ya que entran en juego tanto cambios biológicos como psicológicos y psicosociales) queremos que disfrutes de todo el proceso y la mejor forma para ello, es prevenirla. ¡Aquí tienes 12 consejos a tener en cuenta!

1 Conoce sus síntomas y pide ayuda si lo crees necesario.
En la depresión posparto pueden darse varios de estos síntomas, aunque no todos ellos: 

  • La tristeza es el síntoma más frecuente de la depresión posparto. Las embarazadas se sienten bajas de ánimo e infelices la mayor parte del tiempo. Puede haber ansiedad aguda por varios motivos: porque no le pase nada al bebé o por no querer quedarse sola con el bebé por miedos que no pueda controlar (que no pare de llorar, que no coma, que se ahogue…), o por su propia salud. Generalmente necesita el consejo constante de su pareja, familiares y médico. 
  • Rechazo al bebé. La madre no se ha “enamorado” del bebé y lo ve como un ser al que hay que cuidar constantemente.
  • La irritabilidad con la pareja de manera más frecuente, pero con los hijos y el bebé también.
  • Cansancio crónico, que parece que la madre tenga alguna enfermedad física.
  • Insomnio, dificultad para conciliar el sueño o despertarse muy pronto con ansiedad.
  • Pérdida de apetito o atracones al comer.
  • Incapacidad para disfrutar. Todo parece aburrido o no apetece, incluso cualquier contacto sexual.
  • Saturación. Sienten que no llegan a todo o que no hacen nada.

2 Prevención psicológica.
Si en tu caso has sufrido anteriormente algún episodio depresivo, síntomas graves de ansiedad, depresión en el embarazo, dificultad de expresar emociones negativas o problemas constantes de salud, es importante que durante todo el proceso estés acompañada por tu médico y psicólogo.

3 Apoyo familiar y social.
El factor externo más importante de nuestra felicidad es la cantidad y profundidad de nuestras relaciones sociales. Si crees que tienes un entorno familiar difícil, estás viviendo acontecimientos complicados o problemas en tu relación de pareja, te recomendamos que procures solucionar lo que puedas y pedir el apoyo que necesites, sea de personas de tu entorno como de especialistas. Y si en tu caso, estás fenomenal, sólo recuerda mimar tu red de apoyo para que cualquier momento difícil sea más llevadero.

4 No a la “Superwoman”.
Al principio necesitarás dedicación absoluta, así que rebaja tus compromisos para no sentirte agotada o estresada. No seas tampoco muy dura contigo misma porque también el cansancio y la irritabilidad son más comunes y no dudes en pedir ayuda.

5 ¡Nada de mudanzas!
Puede aumentar la ansiedad, el cansancio, el insomnio, la irritabilidad… Es más recomendable que te esperes hasta que el bebé tenga 6 meses o delegarlo casi totalmente.

6 Compis de embarazo.
Codéate de otras parejas que estén “embarazadas” o que lo hayan estado recientemente. Resulta de mucho apoyo durante el proceso, podrás consultar tus dudas, compartir momentos y experiencias, sentirte mejor acompañada y saber que si necesitas algo, ellos podrán echarte una mano.

7 ¡Diviértete!
Crea planes diferentes, ir a pasear por diferentes sitios, quedar con amigas en distintos lugares, crea meriendas en casa, busca diferentes actividades para hacer desde casa…

8 Acude a clases preparto y también si quieres a grupos de ayuda a la lactancia.
En ellas encontrarás apoyo y comprensión y si vas en pareja mejor ya que fortalece la relación y el apoyo entre ambos.

9  ¡A descansar!
Cualquier momento por pequeño que sea aprovéchalo para descansar. Comparte tareas, delega y descansa.

10 ¡Cuídate!
No desatiendas tus cuidados para sentirte guapa, bebe mucha agua y sigue una alimentación sana y equilibrada.

11 ¡Haz ejercicio!
Es de los mejores preventivos. No hay razón para que dejes de hacer ejercicio, siempre adaptándolo a tu estado. Te sentirás más ágil, en forma y lo mejor es que tu estado de ánimo mejorará.

12 Disfruta en pareja.
Bloquea una noche a la semana para hacer algo solos y recuerda que los mimos, los abrazos, besos son muy potentes para fortalecer la relación hasta que el deseo sexual regrese por completo.

Esperamos que te haya servido de ayuda y si necesitas más información no dudes en consultar a tu médico.

¡Disfruta tu embarazo!

Valorar: 
Average: 4.6 (48 votos)
Compartir:
  


Te puede interesar:

Comentarios

Alyssea
Imagen de Alyssea

De gran ayuda para las mamás,

De gran ayuda para las mamás, sobretodo a las que no tienen mucha colaboración


Enviado el Lun, 27/01/2014 - 13:42

tiffany
Imagen de tiffany

La verdad que me a servido de

La verdad que me a servido de mucho, es una de las cosas que más temo, pero bueno.con el.apoyo de mi pareja y.con la información adecuada y tal todo.ira perfecto!!! Ansío ya conocer ya ami bebé!!


Enviado el Vie, 04/04/2014 - 20:18

Dra. Francisca ...
Imagen de Dra. Francisca Molero

Toda mujer después del parto

Toda mujer después del parto presenta una cierta inestabilidad emocional, ella es debida a los cambios hormonales y a enfrentarse a la nueva situación que aunque le haga feliz, sin duda le provoca inseguridad, cómo bien dice el artículo es aceptar lo normal de la situación y el apoyo emocional y la ayuda lo que hace que este periodo se supere sin problemas


Enviado el Sáb, 05/04/2014 - 10:01

Dra. Francisca ...
Imagen de Dra. Francisca Molero

Toda mujer después del parto

Toda mujer después del parto presenta una cierta inestabilidad emocional, ella es debida a los cambios hormonales y a enfrentarse a la nueva situación que aunque le haga feliz, sin duda le provoca inseguridad, cómo bien dice el artículo es aceptar lo normal de la situación y el apoyo emocional y la ayuda lo que hace que este periodo se supere sin problemas


Enviado el Sáb, 05/04/2014 - 10:01

angi
Imagen de angi

Es unos de mis miedos al

Es unos de mis miedos al conocer a mi bebe


Enviado el Mar, 15/04/2014 - 18:52

Isabel
Imagen de Isabel

Inestabilidad emocional

En el posparto también nos encontramos con una imagen nuestra que nos sorprende. Seguimos estando hinchadas, abdomen voluminoso, pechos enormes si lactas,...no nos cabe nuestra ropa de siempre y sin embargo ya no estamos embarazadas. ¿Qué podemos hacer ante esta situación sin caer en una depresión por nuestro nuevo aspecto?


Enviado el Sáb, 28/06/2014 - 21:11

Dra. Francisca ...
Imagen de Dra. Francisca Molero

Pensar que el aspecto es

Pensar que el aspecto es temporal, que el cuerpo responde de esta manera porque ha creado un bebé. La lactancia puede ser una experiencia increíble de unión con el bebé.
Y también es importante recordar que el aspecto con el que nos vemos y nos ven depende sobretodo de nuestra actitud, es importante disfrutar cada momento y etapa,cada una de ellas nos aporta algo nuevo y gratificante


Enviado el Dom, 29/06/2014 - 19:56

Páginas

Enhorabuena,¡has subido de nivel!
Consulta los premios que puedes conseguir
CONTINUAR >
¡Enhorabuena has logrado una medalla y 500 puntos!
Ver medallas Continuar >