La administración de medicamentos durante el embarazo es una situación complicada para muchos profesionales de la salud. Desde que se descubrió que determinados fármacos producen malformaciones fetales, existe un gran miedo, tanto para los profesionales como para las propias embarazadas, ante la toma de determinados medicamentos.

Actualmente, en la mayoría de los casos, la causa de las malformaciones fetales es desconocida. Algunos estudios establecen una clara relación causal entre determinados medicamentos y malformaciones, pero en la mayoría de los casos la existencia de múltiples factores, entre los que no solo se encuentran los medicamentos, no permiten conocer con exactitud el origen de muchas malformaciones. 

La mayoría de los fármacos atraviesan la placenta llegando a la circulación fetal, alcanzando, en la sangre que llega al feto, concentraciones iguales o superiores a las maternas. Existen fármacos que son inocuos durante el embarazo, sin embargo, otros son potencialmente teratogénicos (causantes de malformaciones en el embrión). Cabe destacar que es durante las primeras semanas de gestación cuando se produce el desarrollo de todos los órganos y sistemas fetales. Los fármacos teratogénicos que actúen en las primeras semanas de gestación serán los responsables de elevar el número de abortos. De la misma manera, si avanzan las semanas de gestación, los fármacos teratogénicos producirán malformaciones, en la mayoría de los casos, severas, sobre el feto.

Siempre ha existido una tendencia a evitar los fármacos durante el embarazo, entre otros motivos por que si se evita la exposición, se elimina el peligro, pero existen determinadas pacientes con enfermedades crónicas que precisan medicación para sus patologías desde el inicio del embarazo. Actualmente hay que realizar una valoración individualizada de las pacientes, valorando la relación beneficio-riesgo para ambas partes y realizando un uso racional de los medicamentos.

En los prospectos de los medicamentos se advierte sobre la no utilización de la medicación durante el embarazo, a pesar de no estar contraindicada, para prevenir problemas. De la misma manera, siempre habrá que realizar una valoración individual, tanto de la enfermedad y los síntomas a tratar, como del beneficio-riesgo fetal.

Aquellas pacientes con enfermedades crónicas deberán acudir al Tocólogo antes de quedarse embarazadas para realizar una correcta planificación del embarazo. De la misma manera, todas las pacientes embarazadas o que se encuentren en la posibilidad de quedar embarazadas, deben evitar la automedicación, la compra sin receta y sin consulta previa. Utilizarán en caso que se precise, la dosis mínima eficaz y en el menor tiempo posible, al igual que se evitarán los nuevos fármacos al no existir bibliografía adecuada que avale su inocuidad y que informe sobre los posibles efectos adversos, secundarios y teratogénicos de estos.

A continuación, añadimos dos tablas con los fármacos que se pueden utilizar durante el embarazo y aquéllos considerados teratogénicos. Los que no se encuentran en las listas son aquellos fármacos que no han demostrado ser perjudiciales para la madre por ausencia de estudios o aquéllos en los que habría que valorar el riesgo-beneficio individualizando cada caso.

Es importante que consultes con el médico o el Tocólogo antes de ingerir cualquier medicamento.

Valorar: 
Average: 4.6 (77 votos)
Compartir:
  


Te puede interesar:

Comentarios

orgonma
Imagen de orgonma

muy interesante

Muy interesante.pese a todo lo que nos dicen no viene mal leer estos artículos.siempre aprendemos algo nuevo


Enviado el Mié, 25/03/2015 - 21:51

angiiediiaz
Imagen de angiiediiaz

interesante

la verdad en la eps en la que me encuentro me dicen que solo puedo tomar acetaminofen sera algún problema con este medicamento??


Enviado el Vie, 08/05/2015 - 01:18

Mameluca
Imagen de Mameluca

Me ha encantado

Ojalá os hubiera encontrado antes, a pesar de haberme resfriado me ha dado miedo hasta tomarme un paracetamol


Enviado el Dom, 28/06/2015 - 21:37

Regina
Imagen de Regina

Genial

Es muy interesante este artículo para quienes tenemos enfermedades crónicas. En mi opinión lo correcto es evitar las medicaciones que causan malformaciones y tomar la medicación habitual si esta está en la lista de seguras o de las que no se tienen datos. Creo que si no se tienen datos relevantes es porque no se han dado suficientes casos de malformaciones y por tanto no se pueden relacionar ambas cosas. Además, hay algunas medicaciones crónicas que si se dejan es aún peor para la madre, así que es mejor continuar con el tratamiento.


Enviado el Lun, 03/08/2015 - 12:07

Páginas

Enhorabuena,¡has subido de nivel!
Consulta los premios que puedes conseguir
CONTINUAR >
¡Enhorabuena has logrado una medalla y 500 puntos!
Ver medallas Continuar >