El primer embarazo es una etapa de muchos cambios a todos los niveles. Hay quien lo vive de una forma plena y con muchísima ilusión y otras mujeres no se sienten preparadas todavía y en ocasiones pueden surgir miedos y dudas.

Veamos a continuación una serie de creencias muy comunes en primerizas. Me gustaría que evaluaras del 1 al 10 cada una de ellas, siendo un 1 completamente en desacuerdo y 10 completamente de acuerdo.

  • Sé que va a cambiar mi vida, pero no me importa, me hace muchísima ilusión.
  • Lo que tenga que llegar, llegará, ya veremos cómo nos organizamos.
  • Nunca he sido muy de niños ¿Cómo voy a poder hacerlo?
  • Sé que mis prioridades van a cambiar en muchos aspectos de mi vida, pero al final todas las madres se apañan.
  • En cuanto tenga al bebé veo que no tendré tiempo para mí, para cuidarme, para mis amigas, para lo que yo quiera…
  • Tendremos que apretarnos el cinturón y tener más cuidado con los gastos.
  • Tengo miedo a que el bebé afecte a mi relación de pareja. No tendremos tiempo para nosotros…
  • Tendré que reducir mis expectativas a nivel profesional.
  • Después del embarazo me costará mucho recuperar mi figura.
  • Durante el embarazo y posparto dejaré de resultar atractiva.
  • Siento que no soy demasiado buena para ser madre.
  • Nunca es buen momento para quedarme embarazada, así que ¡ya nos las apañaremos!
  • Cuando tenga al bebé tendré que lidiar más con mi suegra y no lo llevaré bien.

Ahora, observa todas aquéllas creencias que has evaluado de 5 para arriba. Quizás algunas de ellas, te hacen ver el embarazo y ser madre de un modo poco atractivo. Date cuenta de cuales son tus mayores preocupaciones y qué creencias del listado tomas como verdades. Si te las crees al pie de la letra y las tomas como verdades sabotearán tu proceso impidiendo que lo disfrutes.

Por suerte estás a tiempo de cambiar aquellas creencias limitantes porque no son más que opiniones. Las has tomado como ciertas por boca de otros o por experiencias que has visto de cerca. Pero tu caso es tu caso y puedes, desde ahora, planificar o trabajar lo que necesites para que esa creencia no se cumpla.

Te propongo que encuentres que no hay de cierto en cada una de tus creencias. Rompe esa creencia. p.ej.

  • No estoy preparada para ser madre > Sí lo estoy, si toda madre ha podido, ¡yo también! Se aprende poco a poco, además tengo a mi madre, mis tías, mis primas que me pueden ayudar.
  • El bebé afectará a mi relación de pareja. No tendremos tiempo para nosotros > Es verdad que cambiará pero nos hemos comprometido a salir una noche a la semana los 2 solos y a hacer un viaje solos al año, pase lo que pase.
  • Ya me puedo olvidar de mi carrera profesional > Puedo elegir los dos, es cuestión de organizarme, de pedir ayuda, de delegar y de priorizar. Conozco muchas mujeres que lo hacen, yo también.

Las creencias tienen un efecto muy poderoso y según como las manejes condicionarán tu vida, porque aquello en lo que piensas se convierte en realidad y siempre encontrarás excusas y ejemplos para darte la razón. De modo que elige bien cómo quieres vivirlo, apóyate en creencias potenciadoras y esfuérzate en que te acompañen en tu proceso.

“Atiende a tus pensamientos porque se tornan palabras.
Escoge tus palabras porque se tornan acciones.
Entiende tus acciones porque se tornan hábitos.
Estudia tus hábitos porque se tornan en carácter.
Desarrolla tu carácter porque el mismo se torna en destino.
“ 
Saber popular

Puedes crear tu propio mantra: Soy una madre trabajadora, doy lo mejor a los míos porque me cuido a mi misma y trabajo mi propio equilibrio.

¡Disfruta tu embarazo!

 

Valorar: 
Average: 4.3 (62 votos)
Compartir:
  


Te puede interesar:

Comentarios

mama2
Imagen de mama2

Se puede organizar yo consigo

Se puede organizar yo consigo tener cuidada la relación y eso que mi pareja trabaja de noche


Enviado el Lun, 24/03/2014 - 12:19

Iescha
Imagen de Iescha

No poner el automático

Que importante es pararse a pensar y meditar todas estas cuestiones. Estamos acostumbrados a poner el automático en nuestra vida, y cuando nos damos cuenta, estamos casi estallando con el cúmulo de preocupaciones, y lo peor es que muchas veces, ¡ni siquiera sabríamos decir qué es lo que realmente nos pasa!


Enviado el Mar, 09/09/2014 - 15:37

Sole81
Imagen de Sole81

Disfrutar y organizarse

Lo mejor disfrutar cada monento y la experiencia única del embarazo, no hacer caso a esas personas que quieren hacerte ver que ser madre te va a cambiar todo y encima a peor. Hay que vivir la vida a nuestra menera, organizandote tienes tiempo para todo y una buena relación con la pareja ayuda a que todo vaya viento en popa..


Enviado el Jue, 23/07/2015 - 16:17

ShailaMar
Imagen de ShailaMar

miedos

El primer hijo produce muchas dudas, hay que tomarlo con calma y guiarnos por nuestro instinto


Enviado el Lun, 11/01/2016 - 23:40

Mchus
Imagen de Mchus

Incertidumbre

Es inevitable tener miedos, solo esperó mi hijo nazca sano y fuerte y después mi marido y yo haremos todo lo posible para que él y nosotros (también como pareja) podamos ser felices


Enviado el Dom, 20/03/2016 - 10:57

Páginas

Enhorabuena,¡has subido de nivel!
Consulta los premios que puedes conseguir
CONTINUAR >
¡Enhorabuena has logrado una medalla y 500 puntos!
Ver medallas Continuar >