Una alimentación basada en la variedad que ofrece una dieta mediterránea es garantía de salud.

El contexto social en el que estamos inmersos, obliga a dejar a nuestros hijos en el comedor escolar. Así pues, debéis conocer el menú de la guardería o la escuela y de este modo poder complementarlo con la cena y los fines de semana.

Los principales errores en la nutrición durante la etapa escolar son:

  • No hacer las cinco comidas al día que se recomiendan, a expensas, especialmente del desayuno, que es la comida más importante del día.
  • Exceso de carnes y embutidos, de dulces, galletas, bollería industrial en general y bebidas azucaradas.
  • Picar entre horas sin control.

Se recomienda que el aporte de calcio que necesita un niño quede asegurado con una dieta variada, al margen de si toma o no leche o derivados lácteos. El calcio está presente en muchos alimentos: verduras, legumbres, carnes, pescados, frutos secos… Es muy interesante que conozcáis, por un lado, la cantidad de calcio al día que precisa un niño por edad y, por otro la cantidad de calcio que hay en los diferentes grupos de alimentos.

Las frutas y verduras deben comerse diariamente en una dieta equilibrada. Las frutas deben ser del tiempo y maduradas al sol. Se pueden ofrecer en forma de zumos naturales, compota, macedonia o a trozos, vigilando que no se atraganten los más pequeños. Las verduras se pueden administrar en su forma cruda o en forma de puré.

Siempre debemos ofrecerle más pescado que carne y más carne blanca que roja. No olvidar las legumbres de dos a tres veces por semana. El aporte proteico de las legumbres estará asegurado cuando se combinen con cereales. El orden de mayor a menor digestibilidad de las legumbres es el siguiente: guisantes, habitas, lentejas, judías blancas y garbanzos.

A partir del año ya pueden tomar el huevo entero. No obstante se debe recomendar que esté bien cocido, pues la mayoría de las intolerancias son al grado de cocción del huevo. Antes de los dos años no se recomiendan ni frutos secos, ni mariscos, ni embutidos (sí el jamón).

El aceite de oliva debe ser de consumo diario.

Debes evitar bebidas azucaradas, gaseosas o excitantes.

Si el primer plato corresponde al grupo de las verduras u hortalizas, la guarnición del segundo debería ser a base de cereales o legumbres, y a la inversa.

Es preferible optar por formas culinarias al vapor, al horno o a la plancha antes que fritos, rebozados y salsas.

Todas estas recomendaciones se deben considerar, sin olvidar, que la flexibilidad, en momentos pactados, contribuye al equilibrio emocional que no es menos importante que el equilibrio nutricional de la familia.

Valorar: 
Average: 4.3 (46 votos)
Compartir:
  


Te puede interesar:

Comentarios

Nausicaa
Imagen de Nausicaa

Usando Lékué

Me parece muy interesante el artículo, además me gusta mucho cocinar con el Lékué, así que perfecto, ¡Fuera fritos! ^__^


Enviado el Jue, 28/11/2013 - 14:46

ytb27
Imagen de ytb27

importantisimo

Se debería prestar más atención a las cuestiones de la alimentación. Muy interesante


Enviado el Vie, 03/07/2015 - 05:30

Enhorabuena,¡has subido de nivel!
Consulta los premios que puedes conseguir
CONTINUAR >
¡Enhorabuena has logrado una medalla y 500 puntos!
Ver medallas Continuar >