Con el octavo mes de embarazo da comienzo la cuenta atrás hasta el parto. El crecimiento abdominal ha sido muy rápido en las últimas semanas e ya se puede decir que la embarazada conoce aquellos alimentos y posturas que son del agrado del futuro bebé.

Cambios en el feto
Los movimientos fetales son cada vez más lentos y menos bruscos, ya que en las últimas semanas el feto ocupa casi por completo la cavidad uterina, el espacio es más reducido y la posición fetal que adquiera en estas semanas será probablemente la que mantenga hasta el momento del parto. El aumento de la cantidad de grasa en las extremidades les otorga a estas un aspecto más voluminoso y saludable y las células de la piel adquieren con el paso de las semanas una tonalidad más rosácea. El lanugo, que hasta el momento protegía la piel fetal, ha desaparecido casi por completo y el vermix se objetiva con mayor frecuencia en las zonas de los pliegues de las extremidades.

Durante estas semanas, el desarrollo de los distintos órganos y sistemas casi ha finalizado. Los pulmones fetales están preparados para realizar el intercambio gaseoso, los huesos se van endureciendo pero siguen siendo flexibles para atravesar el canal del parto, el cerebro alcanza su tamaño máximo y el sistema nervioso fetal permite reaccionar ante cualquier estímulo exterior.

Cambios en la madre
Durante estas semanas se empieza a notar de manera espontánea el endurecimiento abdominal de corta duración que se puede repetir varias veces al día conocido como contracciones. Las contracciones leves y espaciadas en el tiempo se denominan contracciones de Braxton-Hicks y son más frecuentes tras periodos prolongados de actividad, ejercicio físico o ante la presencia de una infección urinaria. Comúnmente suelen desaparecer con el reposo y tras la ingesta de líquidos, pero si no es el caso, deben ser un motivo de consulta con el Tocólogo si comienzan a ser rítmicas y más dolorosas. Las contracciones se iniciarán en cualquier momento y desaparecerán tras el parto, pero es frecuente tenerlas desde el octavo mes diariamente hasta el nacimiento.

La compresión abdominal sobre la pelvis y el inicio del encajamiento fetal en ésta continúan dificultando el retorno venoso. La presencia de varices o el empeoramiento de las previas suelen ser frecuentes en estas semanas y suelen ser necesarias medidas como el reposo con los miembros inferiores elevados, el ejercicio físico o incluso la medicación. 

El peso del abdomen puede producir molestias en la columna lumbar y en las extremidades inferiores. Los calambres, las contracturas o la ciática son síntomas frecuentes en la recta final del embarazo, que se ven exacerbados si ha existido un mal control del peso materno o si el ejercicio físico no se ha realizado o ha sido insuficiente.

En la vagina se puede observar un incremento de las secreciones. El aumento del flujo vaginal no debe ser una preocupación para la gestante, salvo que éste sea en excesiva cantidad o vaya acompañado de síntomas como picor o escozor. Si existen dudas sobre el color del flujo o se nota un cambio brusco en la cantidad de éste, se debe consultar a la matrona o al Tocólogo.

En este mes tiene una gran importancia el cuidado de la dieta para hacer un adecuado control del peso. Aumentos excesivos de peso se asocian con un mayor riesgo de que se presenten estrías especialmente en el abdomen. La aplicación del antiestrías sigue siendo una tarea diaria de la embarazada.

Control Gestacional
El control del crecimiento fetal se realiza en una nueva consulta Tocológica. Nuevos análisis de sangre y orina y una ecografía para controlar el peso fetal son la base de la próxima visita. Mediante la medición de distintas partes fetales se establecerá si el crecimiento fetal es el adecuado, si hay que realizar cambios en la dieta, un control más exhaustivo de ésta o si, por el contrario, debemos continuar como hasta el momento.

Es importante compartir con el Tocólogo todos aquellos síntomas que preocupen a la embarazada, ya que normalmente con una serie de consejos básicos se pueden solucionar o solventar la mayoría de ellos. 

Valorar: 
Average: 4.2 (169 votos)
Compartir:
  


Te puede interesar:

Comentarios

Judithzujar
Imagen de Judithzujar

Pruebas semana 35

En esta semana tambien te realizan la prueba del bastoncillo que consta en tomar una muestra del flujo de nuestra vagina y del ano para descartar la presencia de una bacteria que puede perjudicar al bebe en el parto.


Enviado el Lun, 20/01/2014 - 21:21

Chuchuna
Imagen de Chuchuna

mi matrona me ha indicado que

mi matrona me ha indicado que esa prueba la realizara en la semana 38/39


Enviado el Lun, 22/08/2016 - 14:12

JessyFerreira
Imagen de JessyFerreira

Me siento genial

me siento estupenda, pero con mucha ansiedad. Y tener tanto dolor en la pelvis es normal? as veces me siento y ya no me puedo mover, es un dolor impresionante. Aunque no tengo la próxima visita al toco hasta el día 20 para preguntárselo. me dijeron que el bebe se esta poniendo en posición. Te dicen tantas cosas que ya no sabes que pensar jajaj


Enviado el Lun, 28/04/2014 - 15:50

Dra. Francisca ...
Imagen de Dra. Francisca Molero

Cuando el embarazo está tan

Cuando el embarazo está tan avanzado y en el proceso de encajamiento del bebé pueden aparecer dolor y molestias


Enviado el Mié, 30/04/2014 - 23:32

Páginas

Enhorabuena,¡has subido de nivel!
Consulta los premios que puedes conseguir
CONTINUAR >
¡Enhorabuena has logrado una medalla y 500 puntos!
Ver medallas Continuar >