La sal es realmente un regalo de la naturaleza que realza y alegra la alimentación. Es también un compuesto mineral, imprescindible para el organismo.
Durante el embarazo, el consumo de sal, a menos de que el especialista determine lo contrario, debería ser similar al periodo de no embarazo. Sólo en el último trimestre, se aconseja reducir la cantidad de este compuesto, ya que hay una tendencia natural a retener líquidos y con ello se puede favorecer dicha retención, favoreciendo la hinchazón de tobillos y piernas y aumentando la tensión arterial, lo que puede dar problemas tanto a la madre como al bebé.

Los dos consejos más sencillos y a la vez efectivos, para controlar la cantidad de sal durante el embarazo son:

1) Cuidado en la adición de sal en las comidas: ¡Ojo con el Salero!

Hay estudios que demuestran que una gran parte de la población consume el doble de sal de las que recomienda la autoridad sanitaria. Normalmente el exceso de sal se elimina por la orina y por el sudor, pero durante el embarazo esta eliminación puede no ser perfecta y favorecer diferentes problemas. Durante el embarazo, la comida debería ser algo “sosita”, ya que prácticamente todos los alimentos la llevan en su composición de manera natural. Las hierbas aromáticas pueden ser un plus de sabor muy saludable.

2) Elegir alimentos frescos y poco elaborados y reducir el consumo de alimentos procesados como las latas, embutidos o los precocinados.

La sal es un gran conservante natural y, por ello, en la mayoría de los alimentos enlatados, embutidos, quesos o precocinados como croquetas, empanadillas o pizzas de elaboración industrial su concentración es muy elevada. Por ello, el control de estos alimentos es una buena estrategia para el control de sal. Durante el embarazo la base de la alimentación deberían ser productos frescos como carnes, pescados, verduras y frutas, pastas y arroces, cocinados de manera sencilla y aromatizada con poca sal y algunas especias que les darán sabor.

El pan también es un alimento rico en sal, con lo que en los últimos meses de embarazo, podría ser interesante consumir pan sin sal.

Algunos trucos para bajar el consumo de sal

  • No abusar de productos salados como aperitivos (patatas, aceitunas o frutos secos), salazones, conservas, embutidos, aceitunas o encurtidos.
  • Eliminar el líquido de los vegetales enlatados como, espárragos o legumbres y enjuagarlos con agua.
  • No abusar de carnes saladas o ahumadas como el jamón de york o embutidos en general.
  • Recordar que el ketchup, la mostaza y otras salsas comerciales contienen bastante sal.
  • Evitar usar condimentos que contengan sal, cubitos o saborizantes y sustituirlos por hierbas aromáticas o especias como pimienta, zumo de limón, ajo fresco o polvo de ajo o de cebolla.
  • Las bebidas con gas suelen ser ricas en sal. Sobre todo el agua con gas. En cambio el agua mineral sin gas, es la perfecta aliada para mantener unos niveles de sal correctos. Cuando hay retención de líquidos, a menos de que haya alguna contraindicación por parte del médico, hay que aumentar el consumo de agua, para favorecer la diuresis y eliminar sales.
Valorar: 
Average: 4.4 (45 votos)
Compartir:
  


Te puede interesar:

Comentarios

Isabel
Imagen de Isabel

Sal

Esconocia todos estos inconvenientes de la sal...gracias por la información


Enviado el Lun, 12/05/2014 - 19:12

AIE
Imagen de AIE

sal y embarazo

Muy buena información sobre los peligros de la sal durante el embarazo; seguiré los consejos que recomendáis.


Enviado el Jue, 03/07/2014 - 10:22

mrmtta
Imagen de mrmtta

Yo dejé de cocinar con sal desde el principio y lo mantengo

Aún así retengo líquidos y se me hinchan los tobillos


Enviado el Dom, 14/02/2016 - 13:10

Dra. Francisca ...
Imagen de Dra. Francisca Molero

Te puede ayudar a disminuir

Te puede ayudar a disminuir la hinchazón de los tobillos, el caminar,y cuando estés sentada: poner las piernas en alto y hacer movimientos de flexión, extensión y rotación con los pies


Enviado el Dom, 28/02/2016 - 11:15

AdriSscmm
Imagen de AdriSscmm

Ufff jeje

Dificilisimo! Mis antojos eran de cosas saladas en ambos embarazos. En el primero no tuve consecuencias, en el segundo al parir en verano....bueno...manos y pies hinchados. La prox lo tendré mas en cuenta


Enviado el Lun, 18/07/2016 - 09:19

Enhorabuena,¡has subido de nivel!
Consulta los premios que puedes conseguir
CONTINUAR >
¡Enhorabuena has logrado una medalla y 500 puntos!
Ver medallas Continuar >